Luz de mi Alma

 Déjame volar luz de mi alma,
saltando las cuerdas de los abismos
y llegar a la estrella infinita,
dispersando sombras, alejando siluetas.

Déjame luz de mis ojos ciegos,
seguir peregrina entre la arboleda
pisando las hojas de mis tristezas
buscando paz y sosiego a mis desvaríos.

Déjame luz de mi corazón, ser centinela
del último rayo de sol, cabalgando riveras,
escalando piedras, disipando nostalgias
de mis verdes ramas quebradas, sobre ríos.

Déjame luz, de mi vida inerte,
abrir el ánfora de mi alma consternada,
desgajando silencios de poco a poco,
en pequeños trozos, de letras consagradas.

Déjame luz de mis noches, encender
las lámparas con su nombre, cobijando
con sabanas frías mi morada, reposando
mi sueño, en la brisa de una lágrima solitaria.

Déjame luz, de mi ser extraviado
dormir sonrojada, a la cabecera de su vida,
construyendo un rompecabezas de poesía
en su andar pausado y yo, amándole cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: