Charla ntre la razon y el corazon

Era un día cualquiera, gris como muchas veces lo es mi estado de animo, me encontraba recostada en la cama, abrazada a la almohada, mientras las lágrimas cubrían mi rostro, como muchas veces lloraba tú ausencia.

Fue en ese momento que una voz en mi interior pregunto “¿Qué haces? ¿Por qué lloras?”, quien contesto “Déjame en paz”, creo que fue mi corazón, y quien le hablaba era la razón.

Decidida a ignorar ambas voces me abrace aún más fuerte a la almohada, mientras mis lágrimas fluían insistentemente.

“¿Qué por que lloras?” volvió a insistir la voz, “¿Qué te importa?” le contesto el corazón, molesta cambie de posición, arrastrando la almohada conmigo, ¿era mucho pedir que esas voces se callaran? Que me dejaran llorar hasta que se acabaran las lagrimas, pero si era mucho pedir, por que después de mucho de escuchar solo una de las voces, ahora ambas querían hablar, decidiendo que el momento en que peor me sentía, era el momento ideal para charlar.

¿Por qué no podía escuchar solo a mi corazón o a la razón? El corazón al igual que yo solo deseaba llorar, me convenía escucharle, pero la razón esta vez no pensaba quedarse callada, y comenzó la charla entre el corazón y la razón, que más que charla parecía una discusión.

“No deberías llorar, no por el, si ya no esta contigo, di adiós y da vuelta a la página, simplemente olvídalo” decía la razón, “Pero yo quiero llorar, necesito llorar, ahogarme, sacar mi dolor, ¿Por qué no lo entiendes?” le contestaba el corazón, “¿Por qué has de llorarle?, si él no te amo, y si te amo no fue lo suficiente.” Argumentaba la razón.

Pero el corazón no pensaba dejarse y le reclamo “¿Por qué habría de escucharte?, ¿acaso alguna vez me has escuchado?, no me dejas llorar cuando sufro, no me dejaste decirle antes te amo, no me dejas mostrar mi dolor.” Ante esto la razón respondió “Si lloras se te hincharán los ojos, los tendrás rojos y aún así él no volverá, si muestra tu dolor mas daño te causaran, y a final de cuentas le dijiste te amo y aún así te dejo.”

“Pero yo necesito llorarle” se quejaba el corazón, y la razón le pregunto ¿Cuánto tiempo, hasta cuando?, pero no había acuerdo entre el corazón y la razón, y solo estaban de acuerdo al escribir, el corazón hablaba y su sentir se transformaba en letras que la razón ordenaba, les daba forma, y las transformaba uniéndolas con retazos del alma.

Llora, llora corazón no escuches razón,
Pues aunque la lógica te dice que ya no,
El amor te brinda la mayor de toda razón,
La razón no entenderá, mas tu si lo harás…

Llora, llora corazón y ahoga así tú dolor,
Aunque la razón no entienda tus motivos,
Aunque crea que llorar es una gran locura,
No escuches corazón, hoy no la escuches…

Mañana al pasar el dolor la escucharas,
Cuando el dolor se haya ido la razón hablara,
Se quejara y no entenderá, mas mejor estarás,
Toma tú tiempo para sanar y llora corazón…

Abraza tú alma que no se pierda en el llanto,
Que no la destruya el gran dolor de no tenerlo,
Que las lágrimas se lleven la desesperación,
Dale paz, alivió y tráele de nuevo esperanza…

Aunque hoy no te entienda la razón, llora,
Y vuelve a llorar si necesitas desahogarte,
Se quejara y te dirá que ya no llores más,
Más no la escuches corazón y solo llora…

Anuncios

Un pensamiento en “Charla ntre la razon y el corazon

  1. Es el mejor que e leido, me gusto mucho, la forma en la que te expresaste, el como lo relataste, simplemente me fascino, si eres especial, cuidate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: