La espera

Todavía no llega la noche y te busca
mí alma al lado del río de Arisu,
escucha tus pasos en el agua, clara, tranquila
y me recargo en roble con las raíces secas.

Desnuda mi alma y sin caretas te espero
como cada atardecer desde hace cinco siglos.
Bajo el cielo vestido de color violeta
escribo versos en la arena, se borran
las tristezas y regresa la alegría.

No hago otra cosa mas que contemplar
tus ojos entre las sombras;
luceros benditos que me guían
en medio de la oscuridad, y te llamo
conoces mi voz aun en la distancia.

Todavía no llega la noche y siento ansias
que socavan en mi interior y me estremecen.
Mi mundo revolotea en astros desconocidos
me marea hasta siento nauseas.

He perdido todo sentido de la razón
jinete de mis pesadillas has llegado
y estas preparado para la guerra.

¿Qué mas arma tengo, mas que la del amor?

¿Y qué mas escudo mas que el de la pasión?

Perderé esta batalla lo sé…
porque mi ser ya esta rendido ante tus pies

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: